Senado argentino aprueba la nueva ley de alquileres

164

El Senado argentino aprobó ayer la ley de alquileres que cambia diversos aspectos en la relación entre inquilinos, propietarios e inmobiliarias. Entre las modificaciones, está la actualización del valor de los alquileres, el pago de expensas y la creación del Programa
Nacional de Alquiler Social. La ley era una demanda histórica de diversas entidades, ya que el sector era poco regulado.

“La ley implica un significativo avance para proteger el derecho a la vivienda”, afirmó la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, María Eugenia Bielsa. “Con la aprobación de la nueva ley de alquileres se ha dado un paso trascendente para coronar un largo proceso de debates y construcción de consensos sostenido por las organizaciones del
sector”, agregó.

Entre las medidas, está la actualización anual de los precios conformado en igual medida por el Indice de Precios al Consumidor (IPC) y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que debe ser elaborado y publicado mensualmente por el Banco Central (BCRA).

Por otro lado, estipula el plazo mínimo de la locación de inmueble serán tres años y no podrá exigirse al locatario el pago de alquileres anticipados por períodos mayores a un mes. Además, el locatario no tiene a su cargo el pago de impuestos que graven a la propiedad ni el pago de expensas comunes extraordinarias.

Además, será obligación del locador declarar el contrato de alquiler ante la Administración Federal de Ingresos Públicos de la Nación (AFIP), dentro de los plazos que disponga este organismo.

Para la resolución de conflictos, el proyecto establece que deberán crearse en el ámbito público de las provincias y la Ciudad de Buenos Aires ámbitos de mediación y arbitraje gratuitos o de bajo costo.

La medida también crea el Programa Nacional de Alquiler Social destinado a la adopción de medidas que tiendan a facilitar el acceso a una vivienda digna en alquiler mediante una contratación formal para personas en situación de vulnerabilidad.

Rafaela Aguiar / Agencia CMA Latam

Edición: Julieta Marino (julieta.marino@cma.com.ar)