Reforma tributaria en Colombia busca recaudar US$ 6.300 mi entre 2022 y 2031

Bogotá / Pixabay

La reforma tributaria presentada por el gobierno colombiano busca recaudar $23 billones de pesos colombianos (aproximadamente US$ 6.300 millones) entre el 2022 y el 2031, para enfrentar la
crisis económica desatada por la pandemia de la covid-19, según informó ayer el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Colombia atraviesa un gran déficit fiscal el cual para el 2021 será del orden del 8,6% del Producto Interno Bruto (PIB), un incremento con respecto al 7,8% que se estima se generó en 2020.

“Como toda medida que implica gasto público, hay que buscar cómo financiarlo. Al Congreso trajimos una propuesta concreta que implica que todos los colombianos, en la medida de nuestras capacidades aporten proporcionalmente con lo que su capacidad les permite, así como los que están un poco mejor que el grueso de la población, contribuyan solidariamente y ponernos en los zapatos de quienes salieron peor librados de esta pandemia”, expresó el ministro Alberto Carrasquilla.

El proyecto viene acompañado de un gran componente social que busca la permanencia del Programa Ingreso Solidario que ampliará el monto y cubrirá a los hogares en situación de pobreza, que son aproximadamente 4,7 millones.

Así mismo, la compensación del IVA llegará a toda la población vulnerable con una transferencia de $50 mil mensuales, con lo que se pasa de cubrir al 20% de la población a cerca del 40%, explicó la cartera.

Frente a la renta de las personas naturales, se propone aplicar el principio de equidad tributaria con el fin de hacer el sistema más progresivo. De esta manera, entre mayor sea el ingreso, mayor es la contribución, y para niveles de ingresos similares se paga un impuesto similar.

Adicionalmente, se simplifica la depuración de la renta eliminando una serie de exenciones que benefician a los hogares de mayores ingresos y las reemplazamos por una renta exenta automática. Otros impuestos dirigidos a las personas naturales son el impuesto temporal a la riqueza para patrimonios superiores a $5mil millones; el fortalecimiento del impuesto a los dividendos y un impuesto temporal solidario para ingresos mensuales de más de $10 millones.

Finalmente, la cartera explicó que se propone una serie de cambios a la actual Regla Fiscal, que permita un ajuste más ordenado, que persiga objetivos orientados a reducir la deuda pública y que no ponga en riesgo la reactivación del país.