Pese a canje, riesgo de financiamiento de YPF persistirá hasta 2022, dice Moody’s

62
YPF / Oficial

La calificadora Moody’s Investors Service señaló que el canje exitoso de deuda por alrededor de US$ 2.000 millones que realizó YPF en el día de ayer, es positivo en términos crediticios para la compañía, ya que alivia sus tensiones de liquidez y reduce obligaciones de pagos por aproximadamente US$ 577 millones en 2021-2022.

Sin embargo, a pesar de este canje y de los menores vencimientos de deuda en los próximos 12 meses, Moody’s indicó “que el riesgo de refinanciamiento de YPF persistirá hasta mediados o fines de 2022 dado el contexto de condiciones financieras ajustadas en Argentina”.

“Vencimientos más bajos en 2021-22 debido a la oferta de canje mitigan los riesgos de refinanciamiento de la empresa en un contexto en que los mercados internacionales se encuentran cerrados para los emisores argentinos. Debido al canje, las obligaciones de la deuda de los bonos internacionales en 2021 y 2022 disminuyen a US$ 1.3 mil millones (incluyendo U$$ 101 millones contraprestación en efectivo), un 30% menos que US$ 1.9 mil millones antes del intercambio”, sostuvo el reporte.

Con esto, Moody’s destacó que la liquidez mejorada apoyará a la compañía petrolera en su plan de inversión de US$ 2,7 mil millones para 2021, que está por encima del plan de gastos de 2020 por US$ 1,6 mil millones pero todavía muy por debajo de su desembolso de US$ 3,6 mil millones en 2019.

El nuevo plan de inversión tiene como objetivo estabilizar la producción de petróleo y gas en 2021 después de una disminución del 10% en 2020. Las ventas y la liquidez de YPF se deterioraron en 2020 debido a que la demanda local de combustible y los precios en términos de dólares disminuyeron en medio del bloqueo de Argentina relacionado con el coronavirus y la inestabilidad económica y la volatilidad.

A pesar de la caída en los vencimientos con vencimiento en 2021 y 2022, YPF aún enfrenta riesgos de refinanciamiento a corto plazo bajo el nuevo cronograma de deuda en medio de las difíciles condiciones financieras de Argentina, advirtió la calificadora.

En 2021, YPF deberá pagar US$ 304 millones de gastos por intereses y US$ 209 millones en amortizaciones para bonos internacionales, además del pago anticipado en efectivo de US$$ 101 millones para el canje de notas de 2021. En 2022, sus pagos aumentarán a US$ 715 millones, incluidos US$ 345 millones que se amortizan de las notas de 2024 y 2025 y US$ 370 millones de gastos por
intereses.

Aunque la regulación del BCRA sobre refinanciamiento finaliza en marzo de 2021, la tensa liquidez basada en dólares de Argentina aumenta el riesgo de que el banco central pueda extender el período, lo que aumentaría los riesgos de refinanciamiento a corto plazo de YPF, sostuvo la calificadora.