Organizaciones realizan paro nacional en Colombia contra reforma tributaria

Bogotá / Pixabay

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT), realiza un paro nacional en rechazo al proyecto de ley de Reforma
Tributaria que presentó el Gobierno del presidente Iván Duque. Al paro se unieron diferentes organizaciones que conforman el Comité Nacional de Paro.

En Bogotá, se registran varios bloqueos en las avenidas de la capital, mientras más de 50 puntos de concentración registrarán protestas o plantones por parte de personas. En tanto, el Sistema de Transporte Masivo del Tercer
Milenio (TransMilenio) de Bogotá anunció el cierre de varias rutas que han sido bloquedas por los manifestantes.

De otro lado, la Alcaldía de Cali decretó toque de queda y ley seca en la ciudad desde la tarde tras varios saqueos y vandalismo de varios supermercados.

El paro se realiza a pesar de que la Justicia ordenó suspender la marcha contra la reforma tributaria de Colombia por la gravedad de la pandemia en medio a la segunda ola de casos.

La reforma tributaria presentada por el gobierno colombiano busca recaudar $23 billones de pesos colombianos (aproximadamente US$ 6.300 millones) entre el 2022 y el 2031, para enfrentar la crisis económica desatada por la pandemia de la covid-19, según informó el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Colombia atraviesa un gran déficit fiscal el cual para el 2021 será del orden del 8,6% del Producto Interno Bruto (PIB), un incremento con respecto al 7,8% que se estima se generó en 2020.

BÚSQUEDA DE CONSENSO

Este sábado el partido del gobierno, Centro Democrático, presentó un texto sustitutivo del proyecto que ya radicó el Ministerio de Hacienda para una nueva reforma tributaria buscando obtener un mayor respaldo al proyecto que
cosechó muchos rechazados.

El partido propone que hayan impuestos transitorios aproximados por 12 billones sin afectar a personas de ingresos medios ni la recuperación productiva y en donde proponen solicitar anticipo de utilidades del Banco de la
República por 5 billones.

En declaraciones radiales el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, aseguró hoy que la reforma seguirá su curso en los debates del Congreso de la República, pero que se tratará de buscar consenso para llegar a un punto medio que logre el recaudo necesario.

“Entre más nos pidan que recortemos, pues menos serán los programas sociales, por eso vamos por esos $23 billones para tener esos recursos para los programas. El mensaje es busquemos las fuentes, porque entre menos fuentes
tengamos, menos programas sociales tendremos”, dijo Londoño.

Uno de los puntos críticos del proyecto era el IVA a los servicios públicos que generó el rechazo de todo el arco político. “Un tema que puedo anunciar es que vimos que todos los partidos no acompañarían un IVA a servicios públicos y ya no va”, advirtió Londoño indicando que el gobierno está dispuesto a ceder y quitarlo del articulado.