Nuevo Impuesto a las Ganancias en Argentina logra media sanción y pasa a Senado

Cámara de Diputados / Fotografía HCDN

La modificación de la ley de Impuesto a las Ganancias que establece que se aplicará a quienes tengan un salario mensual mayor a 150.000 brutos logró, la media sanción, por unanimidad y con tres abstenciones, en la Cámara de Diputados. Aún falta el debate en el
Senado, que se estima que será la próxima semana.

El debate se extendió por más de ocho horas y contó con la presencia del ministro de Economía, Martín Guzmán, en su regreso de Estados Unidos tras reunirse con autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El texto establece que los trabajadores que ganen por debajo de 150.000 pesos brutos dejarán de pagar Ganancias, y aquellos salarios de entre 150.000 y 173.000 pesos tendrán deducciones especiales que serán determinadas por el Poder Ejecutivo.

En el caso de los jubilados, el “piso” pasará de seis a ocho haberes mínimos, y aquellos que además perciban ingresos distintos al haber jubilatorio, como por ejemplo una renta de alquiler o intereses de un plazo fijo, podrán acceder igualmente al beneficio.

Las arduas negociaciones con las centrales obreras y diputados de extracción sindical permitieron que el proyecto original, que tendrá un costo fiscal superior a 47.600 millones de pesos, incorpore mayores beneficios como la eximición del impuesto al reintegro por gastos de guardería para los hijos de hasta tres años, con un tope de hasta el equivalente al 40% de la ganancia no imponible -67.000 pesos al año, es decir 5.590 pesos mensuales-.

Asimismo, se aumentará la deducción por hijo con discapacidad hasta los 18 años; y finalmente, se prorrogará hasta el 30 de septiembre de este año la exención de las horas extras y guardias -activas o pasivas- del personal de salud debido a la pandemia.

Anteriormente, el proyecto original había incorporado otras mejoras como el retroactivo al 1ro. de enero y el aguinaldo exento del pago de Ganancias.

Se agregó también la deducción del concubino -actualmente se permite solo el cónyuge- y se mantuvo el diferencial del 22% que perciben los trabajadores de la Patagonia en concepto de zona desfavorable.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, anunció algunos cambios de últimos momentos en el proyecto como la deducción del bono por falla de caja hasta un monto equivalente del 40% de la ganancia no imponible, la restricción de los 18 años para la deducción de hijo con discapacidad y la incorporación de deducciones a asignaciones vitalicias a expresidentes y vicepresidentes de la Nación.

La sesión del sábado comenzó a la mañana, donde se trató además el proyecto que facilita la transición del monotributo al régimen general y, sobre tablas, se convirtió en ley la declaración de la emergencia en zonas patagónicas azotadas por los incendios.