No nos vamos a arrodillar ante FMI, afirma Alberto Fernández en acto

El presidente Alberto Fernández declaró que “si todavía no cerramos un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es porque no nos vamos a arrodillar” y pidió al organismo multilateral “que se haga cargo” de la deuda externa de US$ 45.000 millones
contraída en 2018.

Durante un acto político en conmemoración del fallecimiento del expresidente Néstor Kirchner, Fernández criticó a los medios y a la oposición por no explicar que la deuda se podría pagar en 16 años con intereses y que acordaron con acreedores a abonar el dinero disponible del país. “Hay argentinos esperando para cobrar; y que supieran que iban a cobrar mucho menos; y así acordamos una quita de US$ 38 mil millones”, declaró.

Además, dijo que Argentina ya estaba en default cuando asumió la presidencia en 2019 y justificó a la inflación como especulación de “un grupo de pícaros”.

Esta semana, se espera una reunión entre el presidente Alberto Fernández con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en la cumbre del G20 en Roma, Italia. Argentina negocia la quita de sobretasas y la extensión del plazo de pagos con un periodo de gracia.

Según estimaciones del Ministerio de Economía, Argentina debe al FMI, entre capital e intereses, unos US$ 19.341 millones de dólares en 2022, US$ 19.589 millones en 2023 y US$ 4.936 millones en 2024.