Martín Guzmán solicitó reorganizar los Derechos Especiales de Giro del FMI para los países emergentes

Martín Guzmán/Twitter
Martín Guzmán en el Vaticano/Twitter oficial

El ministro de Economía, Martín Guzmán, disertó en un panel de académicos y autoridades mundiales, en el marco del seminario “Soñando con un mejor reinicio” organizado por la Academia Pontificia de Ciencias del Vaticano, y pidió reevaluar la distribución de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI) en países que no los necesitan para países que requieran más desembolsos.

En el encuentro, Guzmán aportó declaraciones respecto a la reestructuración de la deuda de Argentina e insistió en el apoyo internacional para ayudar a la economía local. “Puedo asegurarles por lo que viví que otros países no estarán en la misma situación que Argentina en términos de capacidad para atravesar este proceso de una manera que efectivamente entregue un resultado sensato. Por tanto, es necesario hacer más en términos de
arquitectura financiera internacional para crear marcos que ayuden a resolver las crisis de deuda”, añadió.

Además, Guzmán hizo hincapié en la declaración conjunta de Argentina y México, en la que se propuso asignar proporcionalmente los nuevos DEG a los países de ingresos medios en los cuales vive 75% de la población.

El jefe del Palacio de Hacienda aseveró que es necesario tratar las asimetrías en las condiciones financieras de los países para abordar una acción climática sustentable.

Finalmente, Guzmán afirmó que “los recargos que el FMI pone en sus préstamos por créditos pendientes que superen cierto umbral crean más desigualdad, son procíclicos y regresivos, y en un futuro próximo será cada vez más perjudicial para los países que pedirán un acceso excepcional”.

El Ministro compartió un panel con la titular del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva; sus pares de los Estados Unidos, Janet Yellen; Alemania, Wolfgang Schmidt; España, Nadia Calviño; México, Arturo Herrera; Italia, Daniele Franco; el enviado especial de Estados Unidos para el Clima, John Kerry; el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz; y el economista Jeffrey Sachs.