EEUU distribuirá 25 mi de dosis contra covid-19; Argentina será beneficiada

La Casa Blanca divulgó el plan de distribución global de vacunas contra el covid-19 del gobierno de Joe Biden,
que beneficiará a países como Argentina y Brasil. La principal vía para compartir los inmunizantes será el mecanismo Covax, liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que distribuye dosis a los países de
menores ingresos.

El objetivo de la administración de Biden es distribuir un total de 80 millones de dosis de la vacuna covid-19 en otros países. La primera etapa incluye los 25 millones de dosis y comenzará a finales de este mes. De esta
cantidad inicial, el 75% se compartirá a través de Covax y el 25% restante se distribuirá a las regiones del mundo que más necesiten las dosis.

Aproximadamente 6 millones de dosis se destinarán a América Central y Sudamérica, priorizando países como Brasil, Argentina, Colombia, Costa Rica, Perú, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá,
Haití, República Dominicana y otros países de la comunidad caribeña.

Cerca de 7 millones de dosis irán a Asia, con destinos incluidos como la India, Nepal, Bangladesh, Pakistán, Sri Lanka, Afganistán, Maldivas, Malasia, Filipinas, Vietnam, Indonesia, Tailandia, Laos, Papua Nueva Guinea, Taiwán y
las islas del Pacífico.

África recibirá 5 millones de dosis, cuyo reparto será coordinado por la Unión Africana. Los 6 millones de dosis restantes considerarán prioridades regionales e incluirán países como México, Canadá, Corea del Sur,
Cisjordania y Gaza, Ucrania, Haití, Georgia, Egipto, Jordania, Irak y Yemen. Estas dosis también se destinarán al equipo de primera línea de las Naciones Unidas.

Según un comunicado de la Casa Blanca, el gobierno de Estados Unidos no distribuirá las dosis en función del intercambio de favores, sino de las necesidades de cada país.

“Compartiremos con países que lo necesiten urgentemente, con prioridad en la vacunación de los trabajadores de primera línea. Estados Unidos no usará sus vacunas para obtener favores de otros países. Estados Unidos trabajará con socios que estén listos y necesitados”, dice la Casa Blanca.

En la nota, el gobierno de Estados Unidos también aclara que las donaciones se concentran en países con planes de preparación de vacunas que priorizan a las personas con mayor riesgo de enfermedades graves y a quienes trabajan para ayudar a cuidarlas, como los profesionales de la salud.

El presidente estadounidense Joe Biden había sido presionado por otros países para que compartiera sus vacunas contra el covid-19, ya que su administración garantizó la compra y suministro de más de 600 millones de
dosis con fabricantes como Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson.

En declaraciones en la Casa Blanca, Biden hizo un balance de la vacunación y dijo que alrededor de 170 millones de estadounidenses o el 52% de los adultos, ya estaban completamente inmunizados, incluido el 75% de las personas mayores de 65 años.

Biden fijó como objetivo vacunar, al menos con una dosis, al 70% de la población estadounidense para el 4 de julio. Para ello, el gobierno puso en marcha una serie de medidas de facilidades, que incluyen viajes gratuitos por
Uber y Lift a los puntos de inmunización, créditos para empresas que liberan empleados para vacunación y la apertura de farmacias por 24 horas los viernes del mes de junio.

Carolina Gama / Agencia CMA

Traducción: Horacio Vera