Cambio climático puede afectar inflación, bancos y política monetaria, dice Lagarde

Los cambios climáticos por el calentamiento global son importantes para los bancos centrales porque pueden influenciar la inflación, la estabilidad del sistema financiero y la
transmisión de la política monetaria, según afirmó la presidente del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, en discurso.

Según ella, los cambios climáticos “impactan nuestro mandato primario de estabilidad de precios a través de varios canales” y, por eso, este asunto será llevado en cuenta en la revisión estratégica de política monetaria de la entidad financiera.

“El cambio climático puede crear voluntad a corto plazo en la producción y en la inflación a través de eventos extremos en el clima, y si no es abordada puede tener efectos de larga duración sobre el crecimiento y la inflación. Las políticas de transición e innovación también pueden tener un efecto significativo sobre el crecimiento y la inflación. Estos factores
pueden potencialmente causar una divergencia durable entre la inflación llega y el núcleo de la inflación e influenciar las expectativas de las familias y de las empresas”, afirmó.

La transmisión de política monetaria – en cuanto de la decisión sobre los intereses tomada por el BCE llega a los tomadores de préstamos – también puede ser perjudicada conforme los riesgos físicos del cambio climático afecten el precio de activos y generen pérdidas para las entidades financieras.

Además, según Lagarde, el propio BCE está expuesto a los riesgos del cambio climático porque detiene inversiones y ofrece garantías a las entidades bancarias, y puede quedar cada vez más limitado en sus decisiones de política monetaria si el calentamiento global avance sin control.

“Por ejemplo, la oferta de mano de obra y la productividad pueden disminuir como resultado de un estrés por calor, incapacidad temporaria de trabajar y tasas mayores de mortalidad y de morbidez. Los recursos pueden ser reubicados de uso producto para apoyo a la adaptación, mientras que el acumulo de capital puede ser perjudicado por la destrucción creciente de desastres naturales y dinámicas de inversiones más débiles relacionadas al aumento de incertidumbre”, afirmó.

Según Lagarde, el aumento en la volatilidad a corto plazo y los cambios estructurales aceleradas dificultaría la detección de impactos económicos relevantes para la inflación a mediano plazo por el BCE.

“Nuestra revisión de estrategia permite que evaluemos con más profundidad como podemos seguir protegiendo nuestro mandato ante esos riesgos y, al mismo tiempo, fortalecer la resiliencia de la política monetaria y nuestro balance de los riesgos climáticos. Eso naturalmente involucra la viabilidad, eficacia y efectividad de las opciones disponibles y garantizar que ellas sean consistentes con nuestro mandato”, agregó.

Gustavo Nicoletta / Agência CMA

Traducción: Rafaela Aguiar