Argentina no suscribe la declaración del Grupo de Lima sobre Venezuela

61
El presidente de Argentina, Alberto Fernández. (Foto: Casa Rosada)

Buenos Aires – Argentina decidió no suscribirse a la declaración conjunta divulgada ayer por el Grupo de Lima. El país consideró que el documento no se coincide con su posición ante la actual situación de Venezuela y manifestó preocupación sobre el pronunciamiento del grupo, según sostuvo la cancillería argentina en comunicado.

“La referida declaración expresa su apoyo a un supuesto mandatario al que la Argentina no reconoce y quien nunca tuvo el ejercicio efectivo del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela”, justificó el documento de la Cancillería, agregando que el país “no comparte las referencias sobre el supuesto vínculo de la crisis en Venezuela con la seguridad y estabilidad de la región y su impacto global”.

Además, el comunicado reforzó la preocupación del país por “una respuesta común hacia la restauración de la democracia y el Estado de Derecho”, como define el Grupo de Lima en su declaración. “Este llamado a una intervención extrarregional, que surge de modo casi abierto del comunicado del día de hoy [ayer], no se corresponde con la gravedad de los problemas ni con el tipo de desafíos que enfrenta Venezuela”.

Sin embargo, la Cancillería aclaró que el país “comparte con la comunidad internacional la profunda preocupación por la situación de violaciones a los derechos humanos y exhorta al Gobierno venezolano a investigar, juzgar y castigar a los responsables, tal como lo viene haciendo la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos”.

En este sentido, el documento destacó el apoyo del trabajo realizado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas Michelle Bachelet dentro de Venezuela desde 2019, “mediante el registro de testimonios y denuncias, y cuya actualización fue presentada este año en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Argentina confía en la efectividad de los mecanismos de protección desplegados en ese marco”.

La declaración del Grupo de Lima fue firmada ayer por los gobiernos de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, miembros del Grupo de Lima, y del Ecuador y El Salvador, países observadores.

En el documento, el grupo de países renovaron su apoyo a Juan Guaidó como presidente encargado y a la Asamblea Nacional, como autoridades legítimas y democráticamente electas. Además, expresaron firme rechazo al presidente Nicolás Maduro y reconocieron la crisis humanitaria, económica, política, social y ambiental en Venezuela, que ha sido agravada por los efectos de la pandemia de covid-19.