Argentina está en peor momento por casos de coronavirus, asegura ministra de Salud

La ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, declaró en conferencia de prensa que el país “está viviendo el peor momento de la pandemia iniciada el 3 de marzo del año pasado” y consideró que esta es la etapa de “más riesgo”.

“Necesitamos priorizar la salud por sobre la política. La fundamentación que presentaremos en la justicia es lo mismo que dice el DNU: priorizar la salud, y poner en valor, en jerarquía, el riesgo colectivo”, dijo la ministra en rueda de prensa en Casa de Gobierno.

En ese sentido, defendió la suspensión de clases presenciales y explicó que las medidas tomadas se focalizan especialmente en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) dado que en ese espacio geográfico se vio un “aceleramiento en el número de casos” que ha sido “exponencial” y que pone en riesgo la capacidad de respuesta del sistema de salud.

La titular de Sanidad declaró que “no se busca que desaparezca el virus”, sino “disminuir la velocidad de contagios y disminuir la velocidad con la que entra la gente a las terapias intensivas”.

Según se informó oficialmente, en dos semanas, la cantidad de distritos “en rojo” desde el punto de vista epidemiológico pasaron de 85 a 158, un aumento del 86%.

PRODUCCIÓN NACIONAL DE VACUNAS SPUTNIK V

La ministra también brindó declaraciones respecto a la confirmación de los Laboratorios Richmond respecto a la producción nacional de las vacunas Sputnik V en el país y sostuvo que hay “que ser prudentes” dada “la complejidad del proceso de producción” de estos fármacos.

El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia confirmó la recepción del primer lote de la vacuna contra el coronavirus “Sputnik V” y ahora falta esperar la aprobación del control de calidad.

De ser positivo este proceso, la siguiente etapa implica la importación de Argentina del antígeno desde Rusia para su posterior envasado. Si todos los pasos se dan en los plazos que corresponden, la compañía Richmond estima una producción de 1 millón de vacunas aproximadamente en junio.