Argentina endurece medidas sanitarias y suspende vuelos de Brasil, Chile y México

A partir de este sábado, el Gobierno Nacional suspende vuelos procedentes de Brasil, Chile y México debido al aumento de casos de coronavirus en los países vecinos y frente a la circulación de nuevas cepas, como la amazónica.

La medida, que se publicará en breve en el Boletín Oficial y cuenta con el acuerdo del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, también contempla más controles para los argentinos que regresen del exterior de esos tres países sumado al Reino Unido.

De otro lado, el Gobierno definió además que todos los viajantes deberán hacerse un testeo para poder abordar el avión con destino a la Argentina, otro examen al llegar al país y uno más al séptimo día de ingreso, con el costo económico a cargo del pasajero, señalaron las fuentes.

Las causas de suspensión de vuelos de Brasil y de Chile es por su condición limítrofe y porque tienen muy alta circulación comunitaria de la cepa de Manaos, mientras que México se incluye en la medida porque muchas personas vinieron contagiadas de allí, aunque con otra cepa distinta a la de Manaos. Estados Unidos no fue incluido porque no presenta transmisión comunitaria de la misma cepa brasileña y tampoco hubo una gran cantidad de contagiados provenientes de ese país.

La medida exceptúa a los vuelos hacia Argentina, con fecha de ingreso programada dentro de las 48 horas de este fin de semana; los vuelos de repatriación para ciudadanos argentinos y residentes que se encuentren en esos destinos.

Para las personas que lleguen al país y cuyo resultado del test sea positivo, deberán realizar otro testeo y, junto con sus contactos estrechos, cumplir aislamiento en los lugares que indiquen las autoridades nacionales con la estadía en esos lugares a cargo del pasajero. En el caso de que el resultado del test sea negativo al ingreso, cursarán aislamiento en sus domicilios y deberán realizar un nuevo examen para finalizarlo.

Quienes regresen del exterior estarán obligados a aislarse 10 días, contados desde el primer testeo realizado en el país de origen, y se controlará que quienes regresaron de viaje estén cumpliendo el aislamiento en sus domicilios. Asimismo, los viajantes deberán declarar los lugares en donde estuvieron en los últimos 14 días previos al reingreso al país.

Cafiero descartó por el momento cualquier retroceso en las medidas de confinamiento porque el Gobierno quiere “cuidar lo logrado hasta acá y cuidar la recuperación económica”, y ejemplificó que sectores como la industria y la construcción “están creciendo con un dinamismo que no tenían desde hace muchos años, incluso antes de la pandemia”.