Directorio del FMI concluye cuarta revisión y libera US$ 5.400 mi

El directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó el viernes la cuarta revisión de la economía Argentina en el marco de la liberación de un nuevo desembolso de US$ 5.400 millones perteneciente al acuerdo Stand-By a 36 meses firmando entre la entidad financiara y el gobierno nacional.

«Las autoridades argentinas continúan mostrando un sólido compromiso con su programa de política económica, y han cumplido con todas las metas pertinentes en el marco del plan respaldado por el FMI», afirmó el director gerente interino del FMI y presidente del directorio, David Lipton, en comunicado al evaluar el plan económico argentino en esta cuarta revisión.

Además, Lipton destacó que, a pesar de haber tomado un cierto tiempo, los resultados de «los esfuerzos realizados en materia de políticas están empezando a dar frutos», justificando que los mercados financieras está
estabilizados, la posición externa y fiscal mejoró, y «la economía está empezando a recuperase gradualmente de la recesión del año pasado».

«El FMI apoya decididamente estos importantes esfuerzos», agregó el director gerente interino. Sin embargo, él mencionó que la inflación del país sigue alta, pero los resultados que vienen presentando una trayectoria
descendente deberán seguir así en los próximos meses.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el Indice de Precios al Consumidor en mayo subió 3,1% tras haber registrado 3,4% en abril, mostrando una tendencia de desaceleración ante un «pico» de 4,7% registrado en marzo.

Por otro lado, Lipton destacó el desarrollo del plan económico argentino de cumplir con las metas fiscales para marzo y junio. Horas antes del FMI anunciar el fin de la cuarta revisión, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, había anunciado en conferencia de prensa que logró en el primer semestre de 2019 un superávit primario de $ 30.221 millones. El resultado positivo de las cuentas públicas se dio a pesar del déficit primario
registrado en junio.

«Las autoridades han solicitado al FMI que apoye el aumento de la meta del balance primario correspondiente a fines de septiembre, como una señal de su prioridad para garantizar que la relación deuda/PIB se sitúe de manera
decisiva en una trayectoria descendente», afirmó el director gerente interino.

«A medida que la estabilidad macroeconómica se vaya afianzando, los esfuerzos de políticas deberán centrarse más en revitalizar los planes de reformas estructurales», destacó Lipton dando como ejemplo el acuerdo firmado entre el Mercosur y la Unión Europea.

Además, sostuvo la necesidad de mejorar el sistema tributario; incrementar la competencia en los mercados de productos domésticos; y profundizar las iniciativas para fortalecer la gobernanza y enfrentar la corrupción. «Estas reformas tienen un potencial significativo para elevar el crecimiento potencial de Argentina», concluyó.

Rafaela Aguiar / Agencia CMA Latam

Edición: Julieta Marino ([email protected])

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com